Aguas revueltas por Nervión

Andas las aguas revueltas por mi club ultimamente, las noticias (exceptuando el filial) no son nada halagüeñas y el futuro no parece que pinte muy bien.

Cualquiera que lea estas lineas pensará que soy del Zaragoza, del Almería o del Mollerusa y no de un club que en la historia más reciente ha ganado todo lo que disputaba y que se codea con los grandes en la tabla.

Es producto quizás de la exigencia que siempre caracterizó al sevillismo, pero llevado al extremo en la actualidad por los últimos éxitos conseguidos, que han hecho que la gente exija de forma proporcional a lo que paga por su abono y a lo que todos pensamos que debemos aspirar.

Tenemos ante nosotros un calendario que debemos afrontar apretando los dientes TODOS Y CADA UNO de los que formamos parte de esta nave, desde nuestro capitán Andres Palop hasta el que vende las salchicas en Gol Norte.

La primera cita es esta tarde, una junta que se presenta la más movidita desde la llegada de Del Nido a la presidencia. La gente quiere explicaciones sobre asuntos como las cantidades hechas públicas acerca de los recientes fichajes, el asunto de Zokora-Romaric, la mala planificación deportiva, etc…

Del asunto de los trasnochadores es lo de siempre, si ganamos no pasa nada pero como perdemos se les trata como criminaeles. Los jugadores, salvo raras excepciones, son mercenarios que juegan donde les pagan más y mejor. Pero lo que no podemos consentir es que nadie manche nuestro escudo y salga de rositas.

Después viene lo realmente importante, un partido ante el Almería, en el que no debemos olvidar lo que pasó el año pasado en la última jornada (jugadores almerienses matándose en cada balón sin jugarse nada y nosotros jugándonos la Champions) y sobre todo la última jornada de la fase de grupos de la Europa League donde nos enfrentamos al Borussia.

Es un equipo que siempre me ha caido bien, quizás sea por su afición incondicional (de la que podremos disfrutar seguro) o por el buen momento que se encontraban cuando yo más disfrutaba de este vicio llamado fútbol.

Otro asunto que me preocupa, aunque para muchos sea el menos importante, es el excesivo afán por el marketing en el club. Primero se desplaza a la gente de la Federación de Peñas para colocar unas taquillas inmensas y ahora se pretende quitar el Museo para colocar un Restaurante… Hasta donde vamos a llegar?? Vale todo?? Siempre se ha dicho que un club no es nada sin su historia, no sé el beneficio que puede darle un restaurante al Club pero lo que si me parece fundamental y necesario es tener un rinconcito para que nuestros pequeños sepan el porqué de este sentimiento y lo que hemos pasado para llegar a lo que somos ahora.

Lo dicho, que nos queda una racha de apretar los dientes

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: