Los Caminantes Rojos

Abro por un día este rinconcito para desahogarme un poco. Es la tercera final que me quedo aquí y los nervios me comen el estómago.

Miras el móvil y ves como la invasión ha vuelto a suceder, la marabunta llega a su objetivo desde sitios remotos y en cualquier medio posible, los Caminantes Rojos han elegido su objetivo y no van a parar…

Este virus debe ser contagioso porque cuando Don Joaquín Caparros dijo que en estos días su gente tenía los ojos inyectados en sangre te parecía lógico, pero que lo diga un tío de Ondarribia…

Ves vídeos de los jugadores y no sabes quien está más engorilado, si el que se pega 23 horas en un autobús o un profesional que tiene el fútbol como su trabajo, quizás ese sea el secreto. Que cuando llegan estos días, todos somos uno, vamos todos a una y no hay ni debates, ni alineaciones, ni fichajes frustrados… Sólo existe una camiseta, un escudo, una bandera y su gente en la grada.

Cuando llegan estos días ves esos caminantes rojos, deambulando por cualquier parte, buscando vuelos, combinaciones, entradas… En ese momento sabes que ya no se puede parar, el virus está tan extendido que sus ojos no ven más allá de la final.

Es nuestra competición, nadie la quiere como nosotros, pero esta vez será si cabe más dificil. No sabemos que va a pasar, seguro que ninguno de nosotros se lo plantea siquiera, pero nosotros vamos a darlo todo porque vuelva para su casa y podamos abrazarla un año más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: